Usted está aquí

UNFPA, CEPAL y Banco Mundial reflexionan sobre los desafíos y oportunidades del envejecimiento poblacional en América Latina y el Caribe.

La oficina de UNFPA Uruguay se encuentra desarrollando una serie de acciones relevantes en torno a temas de población y desarrollo. En el ámbito regional, impulsa una serie de encuentros interagenciales de reflexión y estudios sobre el envejecimiento poblacional, en el ámbito nacional se perfila como un actor clave en la reforma de la seguridad social.

El pasado 23 de junio se realizó el seminario “Desafíos y oportunidades del envejecimiento poblacional en América Latina y el Caribe”. La actividad contó con más 120 participantes de varios países de la Región, entre ellos, importantes investigadores, académicos y estudiosos de la transición demográfica.

La actividad contó con la participación del director de Celade-Cepal, Paulo Saad, el economista para Protección Social del Banco Mundial, Ignacio Apella, el Jefe de Oficina del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Uruguay Fernando Filgueira y fue moderado por la doctora en Economía y profesora de la Universidad de la República, Marisa Bucheli.

Según Fernando Filgueira, la región transita una transformación demográfica “en un contexto de alta desigualdad socioeconómica, con un contrato de género ineficiente e ineficaz para combatir la desigualdad y con un contrato intergeneracional que no es sustentable”, por ello  “enfrentamos una situación de cambios estructurales necesarios pero también urgentes dado el punto de partida del cual salimos, los cuellos de botella y nudos configuracionales en materia de desigualdad socioeconómica, de contratos de género y de contrato intergeneracional”.

 

En la actividad, Filgueira expuso algunas opciones para liberar las tensiones que enfrenta el sistema de seguridad social debido al aumento de la población adulta mayor y a la disminución de la población joven. Entre las sugerencias, se planteó disminuir el consumo agregado de la sociedad, incrementar el tiempo de trabajo remunerado de las personas (en juventud o vejez) y aumentar tanto el uso de los factores productivos y la productividad de las personas en edad activa presente y futura. Es decir, “de aquellos que ya están empleados, incorporando al mercado laboral a quienes no están trabajando en forma remunerada”, explicó Filgueira.

 Además, planteó que es clave la incorporación de la mujer en el mercado laboral. Señaló que a nivel inter temporal “se hace necesaria una fuerte inversión en los niños y adolescentes”, así como también acotar y generar sistemas de transferencias a la vejez sustentables y equitativos intergeneracionalmente.

Por otra parte, el jefe de Oficina de UNFPA en Uruguay insistió en la importancia de las nuevas dinámicas familiares por el efecto que tienen en el sistema de seguridad social. En este sentido, Filgueira presentó datos que reflejan que “las revoluciones en los arreglos familiares se están desarrollando de una forma marcadamente estratificada”. Según explicó, así como el Estado “es clave en su fiscalidad en las transferencias intergeneracionales, las familias son el otro elemento clave porque es por donde operan las transferencias intergeneracionales en materia privada”. “Es cierto que la demografía nos gana y lo hace siempre, pero la pregunta es si nos gana cuatro a cero, seis a cero, uno a cero, dos a uno o al final por penales. Lo ideal, apelando a la tradición uruguaya es que es mejor ir perdiendo uno a cero que cuatro a cero”, señaló.

 

“Este proceso de envejecimiento posee claves de clase y de género que son importantes para entender la naturaleza de los problemas que enfrenta la región. El envejecimiento debe ser entendido como un logro civilizatorio derivado de mayor longevidad, pero el envejecimiento es también un test civilizatorio. Si el logro se convierte en tragedia, si nos condena a una trampa de ingresos medios y bajos, entonces habremos fracasado”.

 

Para ver el webinar completo, hacé click aquí.

Para descargar las presentaciones de los panelistas, hacé click aquí.