Noticias

UNFPA socio principal del Estado en la realización del censo nacional de población, hogares y viviendas 2023.

5 Marzo 2021

 

Uruguay ha emprendido los trabajos para lo que será un nuevo censo nacional de población, hogares y viviendas que será llevado adelante en 2023. Al igual que en 2011, será un relevamiento a desarrollarse durante varias semanas, que requerirá menor cantidad de personal que los viejos censos de un sólo día ya que contará con herramientas de nuevas tecnologías para la captura electrónica de la información y una mejor capacitación de los censistas, favoreciendo así la calidad y la velocidad con la que se tendrán los resultados. 

 

¿Qué son los censos?

Los censos de Población, Hogar y Vivienda:

-Son proyectos nacionales y constituyen instrumentos fundamentales que responden al interés general de un Estado por conocer la realidad sociodemográfica de un país.

-Proporcionan datos precisos y detallados acerca del tamaño, la distribución y la composición de la población.

-Constituyen la fuente de información por excelencia del Sistema Estadístico Nacional. Es la única fuente que permite tener información básica sobre toda la población (cobertura universal) permitiendo georeferenciar diferentes dimensiones de la realidad sociodemográfica para áreas geográficas menores y grupos poblacionales pequeños, sin errores asociados a muestreos.

-Su realización periódica permite dar cuenta de la evolución demográfica y de las transformaciones sociales y económicas que vive el país en cada período intercensal, constituyendo insumos indispensables para el diseño de políticas públicas para los gobiernos que se sucedan durante los siguientes 10 años.

-La información censal permite identificar, cuantificar y ubicar en el territorio diferentes tipos de

necesidades y constituyen un insumo básico para el diseño y la implementación de programas y políticas en diversos áreas temáticas, permitiendo la identificación  de la población más vulnerable y potenciando las posibilidades de no dejar a nadie atrás, y son  por tanto una herramienta muy valiosa para el monitoreo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

La necesidad de los censos

El uso de los censos se ha venido valorizando cada vez más, especialmente debido a que: i) las nuevas tecnologías elevan significativamente sus posibilidades de explotación; ii) la información desagregada territorialmente ha experimentado una demanda que crece a gran velocidad y que proviene de diferentes actores (gobiernos centrales, administraciones locales, sociedad civil, sector privado, etc.); iii) las dificultades de muchos países en desarrollo para sostener registros estadísticos oportunos, cabales y de calidad han subrayado el papel del censo como fuente de información básica; iv) el censo de población es necesario para establecer marcos muestrales (listado completo de todas las unidades de análisis del cual se extraen las muestras) adecuados para diferentes tipos de encuestas nacionales o subnacionales dirigidas a obtener información que no es relevada por el censo.

 

Los bloques temáticos básicos

En todos los censos hay un conjunto de bloques temáticos básicos con baterías de preguntas cuya confección responde a un consolidado marco conceptual y a las recomendaciones de los organismos internacionales especializados en la materia, que buscan garantizar la comparabilidad tanto entre los censos de un mismo país y posibilitarla entre diferentes países. Los aspectos básicos que los censos permiten conocer son: el tamaño de la población y su estructura por edades, los niveles de fecundidad, su movilidad(migración) y su distribución en el territorio, sus condiciones de vida, la situación de la educación, del empleo, la cantidad y calidad de las viviendas y la cobertura de los servicios básicos. Existen también otros contenidos temáticos emergentes que han ido ganado espacio en los censos. Para definir la pertinencia de una nueva pregunta a nivel censal se debe valorar si es realmente necesario disponer de dicha información con cobertura universal y geo-referenciación o si la utilidad de la información es la misma si se obtiene a partir de muestras representativas u otro tipo de fuentes o registros. Entre los nuevos temas que han compartido este criterio y se han ido incorporando en los censos se destacan, entre otros: aspectos ambientales ligados al entorno de la vivienda, nuevas modalidades de empleo y movilidad de la población, la educación no formal y preescolar, el origen étnico y la detección de presencia de discapacidades de diferente grado en las personas.

 

Utilidad del censo y aplicaciones específicas en ámbitos públicos y privados

La información es un instrumento estratégico para el diseño apropiado de políticas públicas, la adopción de decisiones oportunas y el ejercicio de gestiones eficientes, transparentes y responsables. Por tal motivo, todos los países necesitan un sistema de información estadística confiable y de calidad que alimente el diseño, la ejecución, el seguimiento y la evaluación de las políticas, planes y programas públicos, y que también facilite las decisiones de actores no gubernamentales (privados, ONGs, cooperación internacional, entre otros).

La información censal forma parte de un programa integrado de recopilación de datos destinado a obtener un abanico amplio de información estadística. Las estadísticas no deben ser consideradas solamente como productos finales, sino productos intermedios que han de usarse en la investigación y en la adopción de decisiones. La finalidad fundamental de las estadísticas -en particular de los censos- es proporcionar a la administración pública los datos que necesita para adoptar decisiones de política, de planificación y de gestión. Para ello los datos censales permiten conocer comportamientos actuales de ciertas variables y desarrollar estimaciones y proyecciones de población relacionadas con variables relevantes para cada política.

La información censal contribuye a conocer y analizar los fenómenos sociales sobre los cuales la administración pública plantea una intervención concreta, y posibilitan la identificación de áreas temáticas que pueden ser profundizadas con otros estudios específicos. En la formulación de estrategias de desarrollo a nivel nacional y subnacional, la preparación de insumos con información censal es fundamental, pues permite una caracterización sociodemográfica de la población objetivo, base inicial en la formulación de políticas, programas y proyectos nacionales y locales.

Los resultados censales tienen un uso directo y básico en la evaluación y el establecimiento de programas sectoriales (educación, empleo, vivienda, salud, planificación familiar, obras públicas, la planificación del transporte y de la red vial) e intersectoriales (pobreza, medio ambiente, protección social, sistema de cuidados), así como en la gestión local (localización de infraestructura, uso del suelo, el desarrollo rural) y otros aspectos de interés público. Además, la información censal puede ser cruzada con datos provenientes de otras fuentes para mejorar la caracterización de áreas geográficas específicas (registros administrativos, fotografías aéreas, catastros ambientales, encuestas específicas, etc.), ampliando sus potencialidades. Por otra parte, el censo es el marco estadístico para las encuestas por muestreo, y constituye una fuente primordial para el diseño de indicadores sociales. La periodicidad de los datos censales permite evaluar una situación o grupo social específico, y medir los avances logrados en el cumplimiento de objetivos de políticas y programas en el transcurso -generalmente- de una década. En síntesis, los censos de población tienen una irreemplazable función, al abarcar diversos temas de interés para el análisis sociodemográfico, socioeconómico, ambiental y sectorial, y desplegarlos sobre el territorio con los mayores niveles posibles de desagregación espacial.

Además del ámbito público, en la actualidad se han incorporado nuevos usuarios de información, que demandan el acceso a los datos censales para llevar a cabo actividades de distinto tipo. Por un lado, desde la sociedad civil se demanda y utiliza y demanda la información censal para el control ciudadano o para mejorar la efectividad de sus propuestas y demandas particulares. También desde el ámbito privado se utiliza la información censal con fines diversos, por ejemplo,comerciales, para detectar nuevos segmentos de consumo, identificar su ubicación geográfica y adecuar su oferta o publicidad.